ESTRUCTURA BASICA DEL PROGRAMA

 
TENGAMOS FE: ¡¡COLOMBIA SALDRA ADELANTE!!

Una de las razones que más nos impulsó a promover estrategias conducentes a la búsqueda de nuevos horizontes convivenciales para nuestro contexto, fue la de reconocer que como Escuela Normal, teníamos la brillante oportunidad de formar docentes desde una estructura curricular enriquecida con ejes temáticos referidos a la educación en convivencia, para que estos a su vez se conviertan en multiplicadores de ese accionar en los distintos escenarios a los cuales llegasen para ejercer la docencia (serían la mejor caja de resonancia en el contexto). Por eso, la insistente alternativa de estrechar vínculos cada vez más notorios entre la pedagogía y la democracia, tal como se puede observar, como ya se dijo, en los componentes conceptuales de varios encuentros pedagógicos de los diferentes núcleos problémicos, recogidos en el PEI. Convencidos, entonces, de que este proceso formativo de la persona y del futuro maestro de la región de los Montes de María, debe incluir positivos referentes de transformación del comportamiento social, y pensando en aquel condicionante de socialización docente ya aludido, desde 1996, se comenzó a trabajar en el mencionado proyecto de “Educación para la Democracia”. Desde un principio se buscó convertir a este proyecto en un verdadero epicentro de formación de nuevas generaciones que tuviesen como pilar el buen manejo de sus relaciones personales y sociales. Se acostumbraba a usar la plataforma de celebración de diversos actos culturales o de jornadas pedagógicas para premiar lo que en aquel entonces llamamos “Actos de Paz”, en los cuales varios estudiantes enemistados accedían a una reconciliación pública, motivada generalmente por un acto de buena voluntad mutua, orientada por un estudiante gestor, miembro del proyecto, y perteneciente a un colectivo pedagógico, denominado “ACCION DEMOCRATICA”. En aquel momento, yo personalmente asumí la coordinación de este programa. Posteriormente, y motivados en parte por los trágicos sucesos de desaparición forzada de dos de nuestros rectores, (1997 y 2001), por parte de grupos paramilitares, se pensó en reorganizar el trabajo con miras a consolidar una labor de concientización y reflexión más continua y másestructurada, que no sólo incluyera a estudiantes y profesores, sino también a directivos y padres de familia, además de un buen sector de la comunidad. Es así, como hacia el 2001, se inaugura la oficina de Conciliación Escolar que eventualmente se convertiría en la sede administrativa de la organización CRECEN (Bloque PAIDEIA, 2º piso, Oficina No. 4). Fue entonces cuando decidí establecer, al lado del eje temático primario,( la convivencia), la articulación de VARIAS ESTRATEGIAS OPERATIVAS, además de los ámbitos conceptuales asociados a dicho eje y que fueron implementados, como se ha venido diciendo, en encuentros pedagógicos como Ciencias Políticas y Ética y Valores Humanos, Ciencias Sociales. Las  estrategias operativas son:
 
1.     Dispositivo de conciliación y resolución de conflictos escolares: Incluye la formación de un grupo de conciliadores, capacitados en talleres y seminarios que se programan periódicamente o también en los espacios de desarrollo de los respectivos encuentros pedagógicos. Dichos conciliadores inicialmente eran escogidos mediante un concurso de méritos, programados por lo general a finales de año, pero posteriormente se han venido seleccionando de acuerdo con su interés por vincularse con actividades relacionadas con la CONVIVENCIA Y LA DEMOCRACIA, y ciertos conocimientos relacionados con manejo de grupos, disciplina escolar, entre otros.  También se toman en cuenta los informes evaluativos de los aspirantes en encuentros pedagógicos como Ciencias Políticas, Democracia, Ética, Ciencias Políticas, Fundamentación Pedagógica o Filosofía, al igual que se observan con cuidado los antecedentes disciplinarios. Una vez escogidos y entrenados, se perfilan dos grupos: LOS FACILITADORES, que son aquellos estudiantes que establecen un “primer contacto informal”, por separado, con las partes que han estado en conflicto o en desacuerdo. Vale la pena señalar que al interior del proyecto, se ha tratado de concientizar a los docentes de la institución para que operen como FACILITADORES. En segundo lugar, intervienen los MEDIADORES, que son aquellos estudiantes que funcionan como NEGOCIADORES DE ACUERDOS, en la oficina de Conciliación con los actores del conflicto, que previamente han accedido a un diálogo formal y conjunto, no presionado. Aquí se manejan cinco principios básicos operativos: La confidencialidad, la neutralidad, laprudencia, la concordia y el respeto por la dignidad. En cada mediación, los estudiantes mediadores usan estrategias como la concesión de estímulos (tangibles, como dulces, agua, e intangibles, como la felicitación, la muestra de afecto;..), que son interpretados como distensores” o suavizantes pedagógicos, por cuanto llevan el propósito de crear un ambiente de concordia , de apertura al diálogo y al entendimiento,...); la sensibilización con respecto a la práctica de sanos valores (tolerancia, responsabilidad, etc.). Todo esto enmarcado en una etapa de ambientación, en donde también se “leen las reglas”, que orientarán dicho proceso de conciliación, enfatizando a los presentes que dicho acto no reviste implicación sancionatoria, ni persigue interferir con las funciones de la oficina de coordinación de disciplina. En una fase siguiente de la misma mediación, se emplean estrategias como la persuasión de la palabra (una “persuasión” consensuada con los actores, por cuanto no es competencia de los mediadores entrar a imponer sus apreciaciones), para llegar al problema en primera instancia, y luego “desatar el nudo”, mediante la identificación de puntos en común, que emergen en medio de una lluvia de ideas acompañada de comunicación fluida, sincera y escucha activa. Finalmente, utilizando tales insumos cognitivos y procedímentales, se procura establecer o construir acuerdos en donde ambas partes se sientan satisfechas (La visión de win –win, o gana – gana). Es en esta instancia en la cual hablamos de una TRANSFORMACIÓN DEL CONFLICTO, en vez de llamarle “solución”, por cuanto manejamos la tesis de que cualquier conflicto no debe observarse meramente como una crisis, sino como una “oportunidad de crecimiento”. Tras la montaña, siempre hay un valle… Tras la tormenta, hay un arco iris...
 
2.     Dispositivo de consejería y disciplina: Aqui se han hecho algunas adecuaciones. En esta línea de intervención actúan miembros del equipo CRECEN, identificados como consejeros que atienden casos de niños y niñas que han sido reportados a la Oficina CRECEN, con algunas dificultades de aprendizaje, bajo rendimiento académico o experiencias de indisciplina. O también se remiten casos de estudiantes que han evidenciado alguna anomalía comportamental, originada por problemas familiares o experiencias de desplazamiento. Aquí se trabaja de manera conjunta con el Departamento de Psicoorientación de la institución. También por un tiempo se crearon dos subgrupos: MADRINITAS DE LA LECTURA, conformado en aquel momento ( 2003-2005) por estudiantes con fortalezas en Castellano que ayudaron a niñ@s de primaria que presentaban dificultades de lectoescritura, y el MINICRECEN , ESTUDIANTES de sexto grado, que en su momento ayudaron a estudiantes de Preescolar o Básica Primaria que registraban dificultades académicas o de comportamiento.
 
3.     Dispositivo de proyección comunitaria: En este dispositivo se incluyen:
 
          Un trabajo con padres de familia, En ocasiones, se estudiò una cartilla titulada Respetar los derechos niño: un deber que cumplir”. Esta cartilla fue elaborada por un grupo de estudiantes del Ciclo Complementario de Formación Docente, III semestre, en el Encuentro Pedagógico, llamado PEDAGOGÍA PARA LA DEMOCRACIA, y publicada en el año 2002. Otras veces, se coordina con la Escuela de Padres, un ciclo de talleres sobre educación en valores.
          Hacia los años 2003 y 2004 se desarrollò un trabajo con estudiantes y profesores del nivel preescolar, para abordar el eje temático ya señalado (la convivencia), desde la base. Para ello, se creó el Subcomité de recreación Pedagógica para laconvivencia, filial de CRECEN, el cual convocò y coordinò el proyecto-concurso “Llevando Alegría a un Preescolar Sobresaliente”, en donde participaron colegios del municipio y de la región, mostrando experiencias significativas de convivencia en preescolar. Como jurados intervienieron la rectora de la Normal Superior Montes de María”, el Personero Estudiantil, el Subdirector de Educación Municipal, la tutora de pedagogía del preescolar del ciclo complementario y mi persona en condición de Coordinador general. El curso considerado “Sobresaliente”, recibe un paseo por un lugar recreativo del municipio, reciben golosinas (helados, dulces) y se estimula con una caja de útiles escolares para preescolar. Las profesoras reciben certificados de reconocimiento; el concurso fue lanzado en el mes de abril, con motivo de la celebración del mes de los niños.
Se ha incorporado al Proyecto nuevos espacios como: Grupo GOEN, o Grupo de Oraciòn Normalista, al cual pertenecen algunos pofesores y profesoras, y niñ@s de religiones protestantes y catòlica que se reunen en la oficina CRECEN o en la Biblioteca institucional, o en el salon de Audiovisuales, todos los dìas de clases entre las 8:20 y las 8:30 a.m para compartir un texto biblico, generalmente asociado con la convivencia, y orar, en la sana intenciòn de promover el Pluralismo Religioso y fomentar la Tolerancia. 
          También, se desarrolla una tarea de socialización de ejes temáticos sobre convivencia o de la propuesta en general, en colegios del municipio o de la región. Últimamente se han intercambiado experiencias con entidades nacionales e internacionales. Un grupo de estudiantes del equipo, están desarrollando talleres sobre educación en valores en escuelas del municipio. Se han aprovechado espacios de socialización en foros, conferencias, seminarios, entre otros. Desde la pedagogía, pensamos que se puede hacer muchísimo en beneficio de la convivencia y de la pacificación de la región de los Montes de María, y aún de otros contextos.
En cuanto a resultados relacionados con los procesos formativos, los miembros del Equipo CRECEN reconocen haber recibido muchas enseñanzas en el ejercicio de su labor conciliatoria que incluso le han permitido mejorar algunos rasgos de su personalidad que ellos, a su juicio, necesitaban cambiar. También manifiestan su complacencia por lo aprendido en talleres y encuentros de Socialización e Intercambio en varios lugares del Norte y del Pacífico Colombiano. En varios colegios a los cuales se ha llevado la propuesta, ya se están implementando elementos de ella y manifiestan cambios favorables. El ambiente entre los estudiantes miembros y algunos profesores acompañantes, así como de los directivos de la institución, es muy positivo. La actual administración municipal también ha estado ejerciendo cierto respaldo. El trabajo ha de continuar con optimismo y entrega. Se han presentado algunos obstáculos a nuestra labor ya que, en virtud de la situación de orden público, no sentimos la total libertad para movilizarnos hacia ciertas regiones vecinas que solicitan la socialización de la propuesta. Algún sector de estudiantes no mira con buenos ojos la labor conciliatoria y mediatoria de l@s nin@s del grupo, y terminan llamándoles “sapos”, lo cual en ocasiones tiende a desmotivar a dichos miembros. También faltan recursos económicos para la satisfacción de algunas necesidades propias del equipo. A pesar de todo, LA HISTORIA sigue su curso. En nuestra oficina de conciliación, en una de sus paredes, reposa un mensaje escrito con letras de colores   amarillo, azul y rojo, que dice:
 
¡TENGAMOS FE: COLOMBIA SALDRA ADELANTE!
 





Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su dirección de correo electrónico:
Su página web:
Su mensaje:
¡BIENVENIDOS!